Que es IMC en el embarazo?

¿Cuánto es el IMC y peso total que debe ganar una gestante durante todo su periodo de gestación?

La mayoría de las mujeres debe aumentar entre 25 y 35 libras (11.5 a 16 kilogramos) durante el embarazo.

¿Qué es el IMC gestacional?

El Indice de Masa Corporal (IMC) o Indice de Quetelet pregestacional fue expresado como peso pregestacional en Kg entre talla en m2 (kg/m2) y se categorizó en cuatro grupos de acuerdo a la clasificación internacional para gestantes: Adelgazada <19.8, Ideal 19.8-26, Sobrepeso 26.1-29, Obesa >29.

¿Qué es el IMC y por qué es importante conocerlo al principio del embarazo?

El índice de masa corporal, o IMC, es un indicador de la relación entre el peso y la talla de un individuo, que se utiliza normalmente para identificar tanto el sobrepeso como el bajo peso en adultos. Este se obtiene dividiendo el peso (kg) por la talla (m) al cuadrado (2).

¿Cuál es el IMC normal en embarazadas?

Si se encuentra en el rango de peso saludable antes de quedar embarazada (IMC 18.5-24.9), idealmente debería ganar entre 11.5 kg y 16 kg: de 1-1.5 kg en los primeros tres meses y de 1.5-2 kg cada mes hasta que dé a luz.

ES IMPORTANTE:  Cuales son los cambios que sufre la mujer durante el embarazo?

¿Qué pasa si engordo 20 kilos en el embarazo?

Durante los meses de gestación un exceso de peso aumenta el riesgo de un amplio abanico de enfermedades y complicaciones médicas: hipertensión, diabetes gestacional, preeclampsia, tromboembolismo, infecciones del tracto urinario, amenaza de parto pretérmino, parto vaginal instrumentado, cesárea, hemorragia postparto, …

¿Cuál es el peso normal de un embarazo?

Distribución del aumento de peso

El feto supone un peso de entre 3.000 y 3.600 gramos. Se produce un aumento del volumen plasmático materno que oscila entre 1.300 y 1.800 gramos. El aumento de volumen de líquidos en el organismo materno supone entre 900 y 1.300 gramos.

¿Qué es talla materna?

La talla materna es aceptada como un indicador antropométrico de riesgo de complicaciones obstétricas, como desproporción cefalopélvica (DCP), trabajo de parto disfuncional y parto operatorio 1,2,3; la causa radicaría en la relación directa entre talla e índice pélvico4.

¿Cómo afecta la obesidad en el embarazo?

La obesidad lleva a condiciones de alto riesgo durante el embarazo, como ser aborto espontáneo, diabetes gestacional, hipertensión gestacional, preeclampsia, parto prematuro de indicación médica, alteraciones del trabajo de parto y mayor tasa de cesárea incluso ciertos tipos de cáncer [3,4].