Que alimentos es recomendable para una mujer embarazada?

¿Cuáles son los mejores alimentos para una embarazada?

La alimentación de la embarazada ha de ser lo más variada posible incluyendo alimentos ricos en proteínas animales (carnes, huevos, leche, pescado) y vegetales (legumbres, trigo, avena) ,frutas, verduras e hidratos de carbono (pan, patata, arroz, pasta).

¿Que no se debe comer durante el embarazo?

Qué no puede comer una embarazada

  • Pescado con mercurio, pescado crudo y mariscos. …
  • Quesos a base de leche sin pasteurizar. …
  • Leche y zumos sin pasteurizar. …
  • Huevos crudos. …
  • Carnes y aves crudas o poco cocidas. …
  • Brotes crudos o poco cocidos. …
  • Productos preparados cárnicos. …
  • Dulces, carbohidratos y comida rápida.

¿Qué debo comer durante el embarazo para nutrir al bebé?

Las proteínas son cruciales para el crecimiento de tu bebé durante el embarazo. Buenas fuentes: la carne magra, las aves, el pescado y los huevos son grandes fuentes de proteínas. Otras opciones incluyen frijoles y guisantes, nueces, semillas y productos de soja.

¿Qué pasa si una embarazada come piña?

Es un diurético natural que te ayudará a prevenir la retención de líquidos y la consecuente hinchazón. Por todo ello, puedes estar tranquila y comer piña mientras estás embarazada, siempre y cuando no exageres y la alternes con otras frutas, para de esta manera llevar una alimentación equilibrada.

ES IMPORTANTE:  Respuesta rápida: Que hacer para tener un embarazo sano?

¿Qué pasa si no se alimenta bien durante el embarazo?

Una dieta desequilibrada puede ocasionar serios trastornos y en el caso de embarazadas afectar también el desarrollo del cerebro de su bebé en gestación. Los daños pueden ser reversibles o no, de corto o largo plazo, generar alteraciones en sus funciones motoras y cognitivas.

¿Qué bebidas no se pueden tomar en el embarazo?

¿Qué debemos evitar? Bebidas estimulantes (café, té, infusiones, bebidas energéticas y refrescos). En el caso del té o el café, no se recomienda superar las 2 tazas al día como máximo. Por su parte, en cuanto a refrescos, es recomendable optar por los que son sin azúcar (las burbujas no son un problema).