Cuales son los riesgos de un embarazo a los 14 anos?

¿Qué puedo hacer si tengo 14 años y estoy embarazada?

El embarazo en la adolescente se asocia con el riesgo más alto de enfermedad y muerte para ambos la madre y el bebe. Las adolescentes encinta tienen un riesgo mucho más alto de complicaciones médicas serias tales como la toxemia, hipertensión, anemia importante, parto prematuro, y/ o placenta previa.

¿Dónde tocar tu vientre para saber si estás embarazada?

Cómo saber si estás embarazada tocándote tu ombligo

Simplemente se introduce un dedo en el ombligo de la mujer que piensa estar embarazada. Suavemente, se debe hundir un poco el dedo y si se siente cómo el ombligo hace un leve movimiento, como si saltara hacia afuera, entonces la mujer está embarazada.

¿Cuáles son las consecuencias de estar embarazada a temprana edad?

El canal de parto en una adolescente muy joven es mucho menor de lo que es en edad adulta, además de ello existe un mayor riesgo de padecer toxemia, parto prematuro, anemia, desproporción fetopelvica, mortalidad perinatal y materna, ruptura prematura de membranas, presentación podálica e hipertensión arterial.

¿Qué cambios hay en la vida de un adolescente con un embarazo?

Temor al rechazo. El sentirse invulnerables y que nada va a pasar, porque eso solamente les ocurre a otras. El tomar el embarazo como un escape de los problemas familiares, con el fin de salir de casa y formar otra familia, que en la mayoría de los casos termina fracasando. Bajas aspiraciones en la vida.

ES IMPORTANTE:  Que hacer para aliviar el dolor de la espalda baja de una embarazada?

¿Qué es el embarazo adolescente causas y consecuencias?

El embarazo adolescente es un problema de salud pública que incide en la vida y salud de las menores de edad que son madres. Restringiendo sus oportunidades vitales, y limitando su acceso a oportunidades educativas o laborales acentuando las condiciones de pobreza y precariedad.

¿Cómo afecta psicologicamente el embarazo en la adolescencia?

Las adolescentes embarazadas pueden ser víctimas de estigmatización social a nivel familiar, escolar, laboral e incluso religioso, y sufrir desaprobación, rechazo o violencia de género que pueden hacerlas propensas a experimentar sentimientos de soledad, vergüenza, culpa, baja autoestima y depresión.