Que pasa cuando un bebe es intolerante a la lactosa?

¿Cómo saber si un bebé es intolerante a la lactosa?

Síntomas de la intolerancia a la lactosa en bebés

  1. Diarrea.
  2. Cólicos abdominales.
  3. Hinchazón abdominal.
  4. Gases.
  5. Llanto descontrolado.
  6. Sonidos en la tripa.
  7. Náuseas.
  8. Vómitos.

¿Qué pasa si mi bebé es intolerante a la lactosa?

Este tipo de intolerancia provoca diarrea grave y, si no se los alimenta con fórmula para bebés sin lactosa, estos bebés pueden experimentar deshidratación y pérdida de peso graves.

¿Cuánto dura la intolerancia ala lactosa en bebés?

El intestino del bebé es incapaz de producir lactasa. Esta forma de intolerancia a la lactosa ni pasa ni tiene curación, sino que dura toda la vida. Incluso las cantidades más pequeñas de lactosa son suficientes para causar las molestias de una intolerancia a la lactosa.

¿Qué prueba se hace para saber si eres intolerante a la lactosa?

Existen dos tipos de pruebas de intolerancia a la lactosa: una consiste en la realización de un análisis de sangre, para detectar la presencia de glucosa en sangre antes y después de haber ingerido un preparado que contiene lactosa; y por otro lado la prueba de hidrógeno en el aliento.

¿Qué debo dejar de comer si mi bebé es intolerante a la lactosa?

Los huevos, las carnes, las frutas, los vegetales y los cereales pueden tomarse sin problema. Para evitar los síntomas de la intolerancia a la lactosa se recomienda evitar galletas, productos de bollería, sopas o purés que estén elaborados o enriquecidos con leche u otro producto lácteo.

ES IMPORTANTE:  Como ensenar a escribir a un nino de 8 anos?

¿Por qué mi bebé no tolera la leche materna?

Los niños que han nacido a término no suelen presentar intolerancia a la lactosa hasta pasados al menos los 3 primeros años. Los bebés prematuros pueden mostrar signos de intolerancia a la lactosa ya que presentan un sistema digestivo inmaduro, lo que no les permite digerir bien la lactosa.

¿Cómo curar la intolerancia ala lactosa de manera natural?

Tratamiento

  1. Limita el consumo de leche y otros productos lácteos.
  2. Incluye pequeñas porciones de productos lácteos en tus comidas habituales.
  3. Come y bebe helado y leche con contenido reducido de lactosa.
  4. Añade una enzima de lactasa líquida o en polvo a la leche para descomponer la lactosa.